Tal como os dije, poca cosa hemos hecho, aunque en realidad, poco se puede hacer hasta que no entre a bancada en gris. Al rojo solamente le hemos sacado las aletas, capó, defensa y los airbags. Los radiadores no nos ha dado tiempo, pero cualquier dia esta semana que tenga tiempo por la tarde se lo hago, que tardamos poco.

Represento a la t mujer de mediana edad de este siglo XXI, estoy casada, tengo dos hijos, soy profesional, participo de redes sociales, gremiales, pol y hasta deportivas. El d no me alcanza, las veinticuatro horas son insuficientes para atender todas mis responsabilidades. Miro a mi alrededor y no soy la que est inmersa en esa vor diaria, mujeres m j con hijos peque (pendientes de guarder cuidadoras o en el mejor de los casos, abuelos), mujeres mayores (preocupadas por su salud, por su jubilaci o pensi si tienen la suerte de acceder a alguna de ellas , preocupadas por el futuro de sus descendientes en un mundo convulsionado por la violencia y la inseguridad en todas sus formas: econ jur f En definitiva, vivo una vida alocada pero soy afortunada tengo salud, trabajo y con obtengo los recursos para alimentar, educar a mis hijos y llegar con el presupuesto a fin de mes, adem de contribuir al pago de las cargas tributarias cuyo destino supuestamente es mejorar mi calidad de vida como ciudadana.

La idea del viaje era poder ver el mayor número de cosas posibles, por lo que el planning era muy apretado. Tal vez sea mejor ver menos cosas y bien que ver muchas cosas de forma rápida, pero eran pocos los días que teníamos y tantas las cosas que ver que decidimos hacerlo de esta última manera, y aún así nos dejamos muchas cosas en el tintero. Este fue nuestro planning:.

Eso sí, permaneció, en todo momento junto a él en la mesa presidencial de la cena de Navidad que los populares de Madrid celebraban en Collado Villalba. Pero se quedó sólo. Rajoy no hizo ni un guio a la situación que vive el presidente de la Comunidad de Madrid, pero es que tampoco lo hicieron ni la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ni Ana Botella y ni tan siquiera el alcalde de Collado Villaba..

El cient Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigaci sobre le tema fruto del cual vio la luz el libro «Angels don’t play this harp» (Los no tocan esta arpa),en el que ambos autores plantean inquietantes hip una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podr tener peores consecuencias que las pruebas nucleares. De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecol potencialmente devastadoras..