El primer partido europeo del Valencia queda ya muy lejos, en blanco y negro. En junio de 1953 los hombres de Quincoces disputaron la Copa Latina, una competición que enfrentaba a los mejores equipos de Espaa, Francia, Portugal e Italia, que tuvo un gran prestigio en la época y que fue considerada el segundo torneo más importante de Europa tras la Copa Mitropa, que enfrentaba a equipos de los países del centro y sur de Europa. La edición del 53 se disputó en Lisboa y el Valencia perdió en semifinales, el cuatro de junio, por 2 1 ante el Stade de Reims.

De madrugada, en Sevilla, dirigió Guardiola por última vez en Liga, un tostón de partido hasta la segunda amarilla de Alves, por alevosa patada a Jefferson Montero. La ventaja numérica espoleó al Betis, que en tres minutos marcó dos goles, con esa verticalidad y arrojo que le dieron efímera fama. Sin embargo, primero Messi, con un libre directo a la madera y después Keita, a centro de Montoya, amargaron a Casto.

Las palabras son alteración y entrega. Una ligada a la otra. La alteración que sólo puede provocar alguien específico, alguien que, como esas mismas palabras, lo toman a uno desprevenido en una situación que parecía trivial. Además, se da paso alternativo en el pk. 55 de la N 135 (Pamplona a Francia por Valcarlos), en el pk. 55, por limpieza de un talud y desprendimientos, y se mantienen cortadas la N 113 (Pamplona Madrid) por inundación en el pk.

At around $150 bucks, there’s no easier warm weather investment you can make. Sure, you won’t get the classic, «Where do you get those?» But that’s only because everyone will already know. Silent envy is much cooler, and that’s what these will inspire.

Las chaquetas están equipadas con resistentes y flexibles paneles solares a prueba de agua que se abrochan fácilmente. En uno de los bolsillos delanteros hay una batería con un cable que, a su vez, tiene un puerto USB doble para poder cargar dos dispositivos a la vez. La batería contiene suficiente energía para cargar hasta cuatro veces un dispositivo de 1.500 mAh..

Los mediocres, los que no tienen conceptos, los oportunistas de siempre. Aquellos que est agazapados, esperando la inminente derrota para poder hacer lo que mejor hacen: le del ca La estrepitosa goleada del domingo es lo que algunos deseaban para poder terminar, definitivamente, con la carrera albiceleste de ciertos nombres pesados; llamese Ver Riquelme, Ayala y muchos otros que podr enumerar. Hace poco m de 24 horas, Alfio Basile era el mejor y sus estrateg «familieras» generaban clima de tranquilidad; seguramente, en la jornada de hoy, los «doctores» del f (como dir Galeano!) dir que el t deber haber tenido mano dura y menos contemplaciones para con sus jugadores.