Han pasado ya varios a desde aquella haza personal. En este per fueron apareciendo nuevas metas que ya no ten que ver con el estudio y si con mi desarrollo profesional. Diferentes, pero metas al fin. La cuesti fundamental ah es el contacto humano: no hay manual de urbanidad, siempre es como un encuentro de dos primeros hombres, se trata de ver qui es Ca y qui Abel. En cada di hay un Abel que vuelve a caer, que es el que queda marginado, y el otro es el que queda de amo En aquel barrio mapuche de Chill eso se presenta de una manera absoluta, descarnada. Ese comportamiento de la gente de Villa Alegre es algo que no est estudiado por nadie..

Y en ella se encuentran temas que van desde Sinatra a Darnauchans pasando por The Hives a Radiohead sin dejar de lado a Ella o a su descubrimiento: la m country. Claro, conoce de m y est de nuevas cosas tambi otra parte mi adolescente hija, m all de sus «Casi televisivos le engancha a sus auriculares Duffy con Los Caballeros de la Quema o Amy Winehouse con Don Omar. Porque alguna vez los escuch en la FM ( que tambi tiene incorporada en su mp3 player)..

Entre clase y clase te vas a atiborrar de billar y ping pong. Las habitaciones no están mal (y eso que a mi compaera y a mí nos dieron la más cutre porque era la última del pasillo. Que NO te den la última del pasillo), el colchón de estos de gomaespuma, pero bueno..

En el acto de hoy, Casillas demostró que se acordaba de todos los chicos y recordaba sus nombres y recibió el cario de todos. «La visita de Casillas ha cambiado nuestras vidas. Es una experiencia increíble ya que la Fundación Real Madrid está haciendo mucho por nosotros», declaraban emocionados, en palabras recogidas del web del club..

Todo esto, para Di Sí, es consecuencia de dos hitos que tienen a la compaía italiana Luxottica como protagonista. El primero fue en 1988, cuando los anteojos entraron al mundo de la moda, luego de que Luxottica adquiriera la licencia de Armani. El segundo, cuando esa misma empresa italiana compró Ray Ban, en 1999.

Still, Del Vecchio and Sagnieres have a lot on their plate now. The bringing together of Essilor and Luxottica has only really just begun in earnest, in an effort to generate promised annual savings of 600 million euros. Unusually, they haven’t put a figure on the cost savings they might reap from GrandVision.

Que se vaya preparando mi hijo; porque en breve (quizá sea ya en esta), le empezarán a caer las historias de Estambul 92, del playoff previo frente al Maccabi con el resbalón de Jamchi, de aquel pabellón turco lleno de y humo porque todavía se fumaba en los pasillos. De la afición disfrutando y del equipo sufriendo. De la victoria de los chavales de la guerra, aquel Partizán de al cual los novatos de Estudiantes habíamos ganado dos veces con cierta suficiencia en la liguilla previa..