René y sus hermanos Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labaino pueden estar orgullosos de que ellos vinieron a Estados Unidos, desarmados y arriesgando sus vidas, para combatir ese flagelo, infiltrándose en los grupúsculos del ala derecha con base en Miami, que eran los responsables de ese terrorismo, y revelar los complots que estaban en preparación. Ayudó a organizar, financiar y dirigir las acciones de estos grupos terroristas desde el principio, y los protegió de las consecuencias de sus acciones. El gobierno continuó esta colaboración y protección arrestando a René y a los demás, y continúa esta protección con el injusto castigo a René y a sus cuatro hermanos..

Cuida cada detalle, encaja las piezas con precisi pero, el destino construye sus castillos con cartas de mesa. Una mala movida, una sola carta que se saque. Pero como todo superh tiene una debilidad. La tarde languidecía, el sol, agonizante, dudaba entre esconderse detrás de las nubes o el horizonte. Ya era hora de emprender el regreso, se levantaron lentamente, como si se despertaran de un largo sueo y les costara desperezarse, juntaron las toallas y empezaron a caminar en silencio. Se habían alejado bastante, tenían que recorrer un largo trecho para llegar al hotel, pero lo hicieron sin prisa, disfrutando del atardecer..

Anna Nikeava ni siquiera sabía que las chicas se habían ido de Boston, y sospecha que sus padres nunca lo contaron por miedo a que los juzgaran. «En el fondo, eran una familia complicada», dice. «No eran chechenos». Para el trabajo sobre la neurosis, tomar el lugar de espectador aunque sea en retrospectiva (si podemos congelar en el momento mejor) en escenas en las cuales participamos cotidianamente y que nos exigen un importante monto de energ La caricaturizaci del drama quita solemnidad al personaje y descubre la m en un camino que puede llevar a la ridiculizaci el personaje permanece mientras el espectador viaja a la catarsis. Cuando congelamos la escena podemos hacerlo para aumentar la figura y separarnos de ella o para darle un final forzoso a la experiencia. De hecho de no ser as jam podr cambiar de acto y seguir repitiendo hasta el infinito un solo personaje que por naturaleza se torna falso.

En un partido durísimo, intenso y que pudo ganar cualquiera, ambos equipos salieron a la cancha con mirada asesina y ganas de pelear por una victoria crucial para ambos, cada uno en su lucha. Fue un choque con absoluto sabor a playoff. El ambiente en la cancha de los Mavs fue de lo mejor del ao.