MIEDO. Grandes que fueron grandes en poco tiempo»The brightes flame burns quickest» (la llama m brillante es la que se consume primero) dijo Hetfield en «Mama sayed» hace ya 17 a atr y mientras veo el tiempo pasar como tren bala por mis ojos siento la necesidad de ser un estudioso de la vida y la muerte como accionar y no como problema filos frase de un amigo es el t de la nota, siempre le dije que era una estupidez y por cierto a lo creo pero que tal si no fuera tan sacr pensarlo, pensar que tal vez sea mejor vivirlo todo y r o vivir seguro y crearte un modus operandi para continuar tu vida de una forma saludable o descente, o esa antigua creencia de «envejecer con dignidad» que poco a poco tiende a convertirse m en una utop que en una metaHemos crecido con la idea de que los citados grandes, hablando de 3 personas que murieron a los 27 a estaban equivocados en consumirse en un mundo de excesos, no pienso que este bien abusar de tu cuerpo de esa manera pero algo en mi se pregunta si es peor consumirlo de a pocoEs menos autodestructivo esperar un lecho de muerte disfrutando momentos peque O simplemente tenemos miedo de consumir nuestra llama demasiado r vidas tienen la balanza inclinada a un lado u otro, ninguna esta en el centroSoy consciente que lejos estamos de los tiempos en los que sal una barra de gurices de 10 a en bicicleta, eso que era tu principal veh hasta que tuvieras la edad suficiente como para poder (de tener la suerte) comprarte un veh que no fuera a tracci sangreSabemos que siempre hubo otras alternativas, Skates, rollers, etc. Pero la bicicleta siempre ha sido un com denominadorMi humilde opini est lejos de ser tan compratida como la de un columnista del New York times pero creo que estamos experimentando una transici adversa que nos lleva a la paranoia colectiva ahora con las nuevas reglas de tr.

«Y es justo eso lo que buscan los narcos con estos alardes. No les interesa el buen gusto, sino demostrar que poseen cosas caras, porque para ellos lo material es una forma de significar. Todas estas manifestaciones rayan en el exceso porque no saben de qué otra manera representar, inspirar temor y dar cierta idea de poder y de autoridad frente a los otros grupos delictivos»..

Ense Figari: hablar del trabajo manual, no entiendo referirme a un trabajo mec de las manos, sino a un trabajo guiado por el ingenio, en forma discreta y variada, constantemente variada, que pueda determinar poco a poco, un criterio productor art vale decir, est y pr cada vez m consciente, y, por lo propio, m h y m apto para evolucionar. En el memorando que Figari redact en 1915, dec que la futura Escuela Industrial adem al personal de la Instrucci P Primaria, para que a su vez, pueda formar el car industrioso del alumno, al propio tiempo que lo instruye te los maestros y maestras deben adquirir conocimientos pr de producci seg sus aptitudes, a fin de que, al rotar, puedan difundir en todo el pa formas m de producci razonada. En 1918, Figari concluy enf afirmando que ense industrial debe ser la base de la instrucci p El pensamiento educativo de Figari estaba lejos de una intenci meramente te de la ense as como se opon al concepto rutinario del oficio manual que era la tradici de la vieja Escuela de Artes y Oficios creada por Latorre.